Vas a Bucear?

Alquileres

Excursiones

 
El Clima  
Póliza de Seguros  

Cursos!

Cursos de buceo

La Operadora

 
Gana 50.000 Bs. !  
Otros Cursos  

Pásala bien !

Humor

Galería de Fotos

 
Cuentos "der fondo   
Hablan los Expertos  

De Compras ?

Tienda "On-Line"

Equipos Usados

 
Equipos Extraviados  
Libros y Música  

Servicios

REGÍSTRATE

Ordene Ya!

 
Foto-Revelado  
Mantenimiento  

Buscas Algo?

 

Estas Aquí: INICIO > EXPERTOS > ENTRENAMIENTO

EL GRAN SECRETO (PARTE II)

"Es lo que separa a los grandes buzos de los buenos buzos". Cuando estamos comenzando a bucear, el Control de la Flotabilidad se ve como algo sencillo: Simplemente  inflamos nuestro chaleco compensador para levantar el peso que llevamos encima y obtenemos un estado de flotabilidad neutral. Pero casi todos hemos experimentado que la teoría y la practica no van precisamente aleteando juntas. Muchos de los problemas e incomodidades que puede sufrir un buzo, dentro y fuera del agua, se deben básicamente al mal manejo (o desconocimiento) de las correctas técnicas de flotabilidad neutral.

            Los altos consumos de aire son el resultado de la continua batalla para mantenerse dentro del agua sin ir arrastrándose por el fondo como una manta raya o disparándose a superficie si se quiere contemplar algo que está a solo 2 ó 3 mts de profundidad.  Y una de las causas de esta situación es no estar familiarizado con el equipo que utilizamos (trajes, chalecos, tanques y plomos). La mayoría de los buzos novatos están sobrelastrados Utilizan el chaleco como un ascensor (el botón rojo para arriba y al azul para abajo) subiendo y bajando por la columna de agua y lo que menos hacen es disfrutar del paisaje y la fauna marina. Al final quedan cansados, con dolor de cabeza, sin aire, y una inmersión que fácilmente pudo durar 60 minutos terminó en media hora de stress.

Con el Control de la Flotabilidad un buzo puede:

Ver más peces en cada inmersión.

Prolongar la vida de su equipo de buceo.

Hacer inmersiones sin esfuerzo y más divertidas.

Aumentar su tiempo de fondo al reducir el consumo de aire.

Interactuar  positiva y ecológicamente con el medio acuático.

 

Clasificación

Para conocer en que nivel de habilidad se encuentran cada uno(a) de Uds. dividiremos la flotabilidad en tres niveles: 

Básico:  El Control de la Flotabilidad  se obtiene haciendo frecuentes ajustes en el chaleco. El buzo no puede -horizontal ni verticalmente - suspenderse cerca del arrecife o del fondo. Debe aletear para mantener una posición apropiada en el agua.

Este buzo tiene una posición inclinada con la cabeza hacia arriba porque el exceso de lastre hunde su parte inferior. Para compensar esto agrega aire a su chaleco lo que eleva su parte superior acentuando más la inclinación.

Intermedio:  El buzo es más observador en la elección de su lastre y comienza a utilizar la respiración para manejar la flotabilidad y no ayudarse con amplios ajustes del chaleco. El suspenso vertical y horizontal se mejora, pero todavía hay que aletear para mantener una posición. Está bien lastrado para una flotabilidad neutral pero no lo ha dominado para cualquier posición y profundidad.

Experto:  El buzo está perfectamente lastrado, sin importar el tipo de traje que utilice. El chaleco es rara vez utilizado y en tal caso sirve más como implemento de seguridad en superficie que de compensador de flotabilidad bajo el agua. No solo tiene maestría en su flotabilidad sino que puede mantener casi cualquier posición a cualquier profundidad sin aletear o utilizar sus manos.

 

Chequear el Lastrado

Primero vamos a establecer  el correcto lastrado. "Los mejores buzos no van sobrelastrados". Para empezar busque una playa con poco oleaje y que sea profunda en la cercanías de la orilla (Chichiriviche o Morrocoy). Debe estar con su equipo completo: Traje, aletas, guantes, caretas, chaleco, tanque, regulador y su cinturón de lastre. Una vez equipado vaya al agua: Lo primero que va a notar es una reacción automática: Va a aletear para mantenerse a flote (esto lo hace inclusive con el chaleco compensador completamente inflado). Haga el esfuerzo de No aletear, y puede que esta sea el detalle más útil para comenzar a mejorar el Control de la Flotabilidad

"Inhale y exhale suavemente" Es normal que un buzo novato se emocione cuando entra al agua, lo malo es que está aumentando entre 4 y 8 lbs su flotabilidad positiva. Esto pasa porque nuestra respiración en una situación así se torna más frecuente y profunda y los pulmones se llenan excesivamente de aire. Necesitaríamos más peso de lo normal para compensar esta flotabilidad. "Relájese y disfrute".

Una vez calmados, nos colocaremos de forma vertical, con nuestra careta en posición, las piernas juntas y sin mover los brazos; la cabeza recta viendo hacia adelante y el regulador en la boca. Luego desinflamos completamente el chaleco compensador con el botón de purga.

Manteniendo un ritmo de respiración normal, quite o agregue plomos hasta que pueda flotar en el agua a nivel de los ojos. Si es así, "Ha obtenido la flotabilidad correcta" y no necesita más lastre. Cuando exhale comenzará a hundirse. Esto hay que hacerlo lentamente y probar de 1 en  2 lbs. Asegúrese de balancear  el peso en el cinturón (no 3 pastillas en un lado y 1 en el otro).

Nota: Tenga en cuenta que hacia el final de cada inmersión su tanque va a tener más flotabilidad positiva - el de 80 cf. aproximadamente de 3 a 5 lbs- . Dependiendo del tanque que utilice, Ud. puede necesitar lastrarse ligeramente más al inicio de su inmersión de manera que al final de la misma tenga flotabilidad neutral. Considere realizar un chequeo de flotabilidad con un tanque casi vacío para saber cuánto más debe lastrarse.

 

Chequeo del Equipo

Vamos a analizar cada uno de los componentes de nuestro equipo y como los llevamos puestos. Recuerde que cada persona tiene su propia distribución del equipo. No imite a su compañero:

Chaleco Compensador o BCD:  El chaleco esta hecho primordialmente para dar apoyo en superficie. Por lo tanto serán raras las veces que necesite ajustarlo durante la inmersión (por lo general al acercarnos al fondo debido a la presión del agua sobre el traje y el chaleco).

"Es muy importante que su chaleco le quede bien ajustado". un chaleco muy grande no podrá cumplir efectivamente su función porque estaría "bailando" sobre nuestra espalda. Revise que el sistema de inflado automático (power inflator) funcione correctamente y no tenga fugas ni se quede pegado. Verifique además que no tenga agua dentro de su chaleco al inicio de su inmersión lo cual descontrolaría su lastrado original.

Tanque: Revise donde esta colocando su tanque, si lo coloca muy abajo ocasiona que su cabeza se incline sobre sus piernas, por el contrario si esta muy arriba, Ud. tendrá la tendencia a irse de boca. Marque el punto ideal donde debe ajustar su tanque y recuerde tomar en cuenta la flotabilidad del mismo hacia el final de la inmersión.

Regulador: Si sus mangueras no están debidamente enganchadas a su chaleco, bien sea en los bolsillos o en los porta-mangueras, van a ofrecer una resistencia al agua que puede ser muy evidente si se encuentra con una corriente en contra.

Aletas: Fíjese si sus aletas al lanzarlas al agua flotan o se hunden. Si flotan esto ocasiona que sus piernas se eleven por encima de su cabeza y que pierda su posición horizontal. En este caso puede considerar el uso de pequeñas tobilleras de lastre que compensen esta situación.

 Posición y Ajuste de los Plomos

 Veamos como distribuir nuestro peso para variar nuestra posición bajo el agua: 

Posición horizontal: Esta posición minimiza la resistencia al agua y reduce la fatiga. Debe colocar sus plomos lejos de la espina dorsal y más cerca de sus lados y del estomago. Esta posición es ideal para nadar bajo el agua cerca de los fondos coralinos. 

Posición vertical: Ideal para descensos por paredes de coral. Esta posición con la cabeza arriba y las piernas abajo se logra colocando los plomos hacia el medio de sus estómago, particularmente si Ud. esta utilizando un tanque pesado. 

Para obtener una posición horizontal y ligeramente cabeza abajo y pies arriba mueva el cinturón de lastre hacia el pecho, lejos de sus caderas. Esto permite ver algo con más detalle con la seguridad que el resto de nuestro cuerpo no va a tocar ninguna otra cosa

Nota: Si siente su cinturón de lastre incómodamente pesado, considere utilizar un chaleco con sistema integrado de lastre. Estos chalecos permiten colocar los plomos en unos bolsillos con las mismas características del soltado rápido del cinturón. Este sistema integrado puede llevar todo su peso o Ud. puede dividirlo con un cinturón de lastre.

  

Hidrodinámica

 La Hidrodinámica se refiere a la posición más adecuada que debemos tomar bajo el agua, usualmente lo más horizontal posible. Debemos prestar atención a la forma en que llevamos nuestro equipo y mantener todas las mangueras enganchadas y cerca de nuestro cuerpo.   La hidrodinámica incentiva a tener una patada eficiente, da comodidad y le ayuda a mantener su equipo lejos del fondo lo cual es una acción ecológica.

 Nota: Manténgase en forma. Tener buenas condiciones cardiovasculares juega un papel  importante para tener energía, de esta manera nos cansamos menos al nadar y minimizamos los cambios en nuestro ritmo respiratorio. 

Visualización y Concentración

 Una clave para dominar exitosamente cualquier disciplina deportiva es verse a Uds. mismos haciendo el mejor desempeño. Ud. puede obtener los mismos resultados bajo el agua mediante las técnica de visualización. 

Para ayudarlo a relajarse, imágenes bajo el agua con su equipo, pendiente del fondo de coral y en control de su flotabilidad. Piense acerca de respirar lenta, profunda y relajadamente. Mientras bucea, imagínese calmado y con seguridad a través del agua. Esto permitirá reducir su ritmo respiratorio permitiendo un mejor control de su flotabilidad

 

 

 



www.scubadelivery.com

Caracas - Venezuela
Optimizado para IExplorer 800x600

 

Contacto directo:

Telf.: 0414-316.8844 

0212- 284-1253

info@scubadelivery.com
 

Teléfonos de Emergencias

 

Copyright © 2001 ScubaDelivery, C.A.  Reservados todos los derechos.


Revisión: 03 de Enero de 2006