Vas a Bucear?

Alquileres

Excursiones

 
El Clima  
Póliza de Seguros  

Cursos!

Cursos de buceo

La Operadora

 
Gana 50.000 Bs. !  
Otros Cursos  

Pásala bien !

Humor

Galería de Fotos

 
Cuentos "der fondo   
Hablan los Expertos  

De Compras ?

Tienda "On-Line"

Equipos Usados

 
Equipos Extraviados  
Libros y Música  

Servicios

REGÍSTRATE

Ordene Ya!

 
Foto-Revelado  
Mantenimiento  

Buscas Algo?

 

Estas Aquí: INICIO > EXPERTOS > ENTRENAMIENTO

EL GRAN SECRETO (PARTE I)

 

No es la oxígoma -algún día la inventaran - pero este secreto promete mejorar dramáticamente su consumo de aire, volverlo un buzo más ecológico y quitarle un gran peso de encima

Guácharo

Cuando estamos comenzando a bucear, el Control de la Flotabilidad se ve como algo sencillo: Simplemente inflamos nuestro chaleco compensador para levantar el peso que llevamos encima y mágicamente obtenemos un estado de flotabilidad neutral. Pero casi todos hemos experimentado que la teoría y la practica no van precisamente aleteando juntas. Muchos de los problemas e incomodidades que puede sufrir un buzo, dentro y fuera del agua, se deben básicamente al mal manejo (o desconocimiento) de las correctas técnicas de flotabilidad neutral.

Los altos consumos de aire son el resultado de la continua batalla para mantenerse dentro del agua sin ir arrastrándose por el fondo como una manta raya o disparándose a superficie si se quiere contemplar algo que está a 2 ó 3 mts de profundidad. Y una de las causas de esta situación es la de no estar familiarizado con el equipo que utilizamos (trajes, chalecos, tanques y plomos). La mayoría de los buzos están sobrelastrados en su lucha por hacer un descenso inicial rápido, pero una vez abajo empieza el show: Utilizan el chaleco como un ascensor (el botón rojo para arriba y al azul para abajo) subiendo y bajando por la columna de agua y lo que menos hacemos es disfrutar del paisaje y la fauna marina. Al final quedamos cansados, con dolor de cabeza, sin aire, y una inmersión que fácilmente pudo durar 60 minutos termino en media hora de stress.

Con el Control de la Flotabilidad un buzo podrá:

  • Prolongar la vida de su equipo de buceo.

  • Hacer inmersiones sin esfuerzo y más divertidas.

  • Aumentar su tiempo de fondo al reducir el consumo de aire.

  • Interactuar positiva y ecológicamente con el medio acuático.

Clasificación

Comencemos desde un principio, las habilidades de flotabilidad aprendidas en el curso básico son eso, básicas. Por seguridad y razones practicas la mayoría de los nuevos buzos son sobrelastrados durante su entrenamiento. Esto tiene sentido cuando se aprende a bucear pero no es una buena base cuando se quiere tener maestría en la flotabilidad. Para conocer en que nivel de habilidad se encuentran cada uno(a) de Uds. dividiremos la flotabilidad en tres niveles:

Básico: El Control de la Flotabilidad se obtiene haciendo frecuentes ajustes en el chaleco. El buzo no puede -horizontal ni verticalmente - suspenderse cerca del arrecife o del fondo. Debe aletear para mantener una posición apropiada en el agua.

Intermedio: El buzo es más observador en la elección de su lastre y comienza a utilizar la respiración para manejar la flotabilidad y no ayudarse con amplios ajustes del chaleco. El suspenso vertical y horizontal se mejora, pero todavía hay que aletear para mantener una posición. Está bien lastrado para una flotabilidad neutral pero no lo ha dominado para cualquier posición y profundidad..

Experto: El buzo está perfectamente lastrado, sin importar el tipo de traje que utilice. El chaleco es rara vez utilizado y en tal caso sirve más como implemento de seguridad en superficie que de compensador de flotabilidad bajo el agua. No solo tiene maestría en su flotabilidad sino que puede mantener casi cualquier posición a cualquier profundidad sin aletear o utilizar sus manos.

Lastrado

Pero vamos al agua!. Lo primero que debemos establecer es el correcto lastrado. Para empezar busquemos una playa con poco oleaje y que sea profunda en la cercanías de la orilla (Chichiriviche o Morrocoy). Debemos estar con nuestro equipo básico: Nuestro traje, aletas, guantes, caretas y snorkel -sin el cinturón de lastre-. Una vez equipados saltemos al agua. Lo primero que van a notar es una reacción automática: Van a aletear para mantenerse a flote (esto lo hacen inclusive con el chaleco compensador full inflado).

Lo primero es hacer el esfuerzo de no aletear, y puede que esta se la herramienta más útil para mejorar el Control de la Flotabilidad. Luego de controlar la patada relaje su respiración: Inhale y exhale suavemente. Es normal que un buzo novato se emocione cuando entra al agua, lo malo es que está aumentando entre 4 y 8 lbs su flotabilidad positiva. Esto pasa porque nuestra respiración en una situación así se torna más frecuente y profunda y los pulmones se llenan excesivamente de aire. Necesitaremos más peso para compensar esta flotabilidad que si estuviésemos relajados y sin aletear.

Una vez calmados por un par de minutos, nos colocaremos de forma vertical, con nuestra careta en posición, las piernas juntas y los brazos extendidos a los lados y la cabeza recta viendo hacia adelante. Al exhalar y detener la respiración por un momento, el cuerpo se hundirá hasta que el nivel del agua cubra la careta pero sin sumergir completamente la cabeza. Si la careta se mantiene fuera del agua iremos agregando a nuestro cinturón (que ahora empezaremos a ponernos) pastillas de 1 o 2 libras. Esto hay que hacerlo lentamente y probar de 2 en 2 lbs. Asegúrese de balancear correctamente el peso en el cinturón (no tres pastillas en un lado y una en el otro). Cada vez que agregue peso deje de aletear y relájese. Otra técnica es, manteniendo la misma posición vertical, respire suavemente y vea si en el intermedio de su respiración el nivel del agua está en la mitad de la careta. Si es así, ha obtenido la flotabilidad correcta y no necesita más lastre. 

En la próxima entrega veremos cómo corregir la posición bajo el agua y hacerla paralela al fondo, control de la respiración e interacción con el ambiente.

 

 



www.scubadelivery.com

Caracas - Venezuela
Optimizado para IExplorer 800x600

 

Contacto directo:

Telf.: 0414-316.8844 

0212- 284-1253

info@scubadelivery.com
 

Teléfonos de Emergencias

 

Copyright © 2001 ScubaDelivery, C.A.  Reservados todos los derechos.


Revisión: 03 de Enero de 2006